jueves, 19 de enero de 2017

LO ÚLTIMO QUE VERÁN TUS OJOS de ISABEL SAN SEBASTIAN

Buenas tardes, mis muy queridos lectores. Hoy vengo con una nueva reseña, esta vez de mi cosecha. Se trata de una historia romántica con visos de misterios. Ya me diréis que os parece.

SINOPSIS

La dignidad de un hombre se mide por cómo hace frente a la muerte.
Un valioso Greco del que no se tenía noticia sale a subasta en Nueva York. Carolina Valdés, sofisticada marchante de arte, recibe en su hotel la visita de Philip, un rudo taxista de Brooklyn, quien la embarca en una peligrosa aventura destinada a demostrar que el cuadro, robado por los nazis a su familia, le pertenece.
Arranca así una investigación trepidante que llevará a la extraña pareja desde la Budapest del Holocausto, donde el diplomático español Ángel Sanz Briz salvó a millares de judíos, hasta el Madrid de la Segunda Guerra Mundial, repleto de alemanes, con el salón de té Embassy convertido en epicentro del espionaje internacional.
Juntos harán frente a terribles secretos del pasado, mientras va creciendo entre ellos una intimidad capaz de vencer sus ancestrales prejuicios.




RESEÑA

Tengo que empezar diciendo que estoy enganchada a las novelas de misterio. Si, ya sé que estoy muy pesada con el tema. Hasta yo me he dado cuenta. Pero es que no lo puedo evitar. La romántica ya no me llama tanto si no hay un buen enigma de por medio.

Nuestra protagonista es Carolina Valdés, una mujer madura, culta y con mucha energía. ¿He mencionado ya que me encantan las protagonistas femeninas que no son nada modosas? Pues ésta me ha encantado. Con estudios, es una mujer que se ha abierto paso en el misógino mundo del arte, dominado en su mayoría por hombres más mayores que ella, lo que la ha dado la fuerza suficiente para enfrentarse a lo que haga falta. 

Philip, nuestro prota masculino. Me ha gustado bastante menos. Neoyorkino y judío, se cree demasiado listo para nuestra perspicaz protagonista. Su encanto natural le ha valido con todo el mundo, ¿por qué no con Carolina? Ignorante y un superviviente de la vida, necesita a Carolina para recuperar algo que le fue arrebatado a su familia hace muchos años.

Juntos, gracias a los conocimientos de Carolina y la inestimable y desinteresada ayuda de las personas que se encuentran en su camino, se ven inmersos en una trepidante aventura contrarreloj para recuperar un extraño objeto que se subastará en un mes. El tiempo vuela y hay que correr para evitar que vuelva a desaparecer en las sombras del pasado. ¿Qué extraños misterios se ocultan en ese objeto? ¿Cómo llegó a su actual propietario? ¿Conseguirán demostrar su procedencia judía?

El ritmo del libro es un poco lento. La trama está poco desarrollada, pero se ha suplido con creces con los datos históricos. Para mi gusto a veces son algo excesivos, incluso no entiendo la relación (No sé como se puede relacionar el exterminio judío con la expulsión de los mismos por los reyes católicos. Para mí es remontarse demasiado) pero en otros momentos es impecable y muy interesante. La dialéctica me ha encantado, desde luego es una escritora que sabe escribir. No he visto ni una sola falta gramatical en todo el libro y su lectura es muy agradable y sencilla.

Recomendado para todos aquellos que como yo son unos enamorados de la 2 guerra mundial.