LA SUSTANCIA DEL MAL de LUCA D’ANDREA


Buenas tardes, ¿Cómo se plantea la vuelta a la rutina? Bueno, ya sé que cuesta, pero que mejor manera de afrontarla que con una nueva lectura. Espero que os guste.

SINOPSIS

En 1985, durante una terrible tormenta, tres jóvenes son brutalmente asesinados en el Bletterbach, un enorme cañón tirolés cuyos fósiles cuentan la historia del mundo. Treinta años más tarde, el documentalista estadounidense Jeremiah Salinger se instala en la pequeña localidad alpina junto a su mujer y su hija pequeña y, a medida que va conociendo a los habitantes de la comunidad, se obsesiona con ese caso nunca resuelto. Nadie a su alrededor desea remover el pasado, como si aquel sangriento acontecimiento llevara consigo una maldición, y todos parecen esconder secretos inconfesables.



RESEÑA

Antes de nada, un libro peculiar, lleno de luces y sombras. Curioso, pero no por ello más interesante…

Nuestra historia comienza con Jeremiah Salinger, editor de una prestigiosa serie en Nueva York, que acaba haciendo otra muy diferente en una pequeña localidad alpina italiana. Pero, debido a un desgraciado accidente, debe dejarlo todo para recuperarse y dedicarse a su amada esposa Annelise y su encantadora hija Clara. Sin embargo, su mente no puede dejar de bullir y, trascurrido un tiempo, la vida tranquila le aburre y necesita un entretenimiento. A sus oídos llega la terrible historia de los asesinatos del Bletterbach, un tórrido homicidio que nunca llegó a resolverse. Nuestro querido protagonista no puede evitar la tentación y se enrola en una investigación que le llevará a descubrir la “sustancia del mal” que se esconde en ese pequeño pueblo. Pero no todos estarán de acuerdo en que se dedique a “husmear” en el pasado del pueblo, ya que sus oscuros secretos podrían salir a la luz. ¿Podrá descubrir Jeremiah lo que se encierra en esa pequeña villa? ¿Cuál será el precio que tendrá que pagar por ello?

Como ya he dicho, un libro peculiar. He leído que lo han traducido a muchos idiomas y lo van a hacer serie. Para mí, es lo más acertado, porque básicamente parece el guion de una serie. Sus 464 páginas son excesivas para lo que tiene que contar. La narración a veces es interesante, pero otras muchas se pierden en las cotidianidades de un padre de familia en una villa del tirol italiano. Las últimas 200 páginas, donde se desvela todo el misterio, están muy bien, pero el resto es demasiado extenso, sin nada que contar y nada ligero ni ameno. Alarga una historia que apenas tiene trama y que, cuando llegas al final, te das cuenta que no es un misterio tan enrevesado como parecía al principio, sino la historia más antigua del mundo contada por enésima vez. Un desenlace que tampoco queda muy claro, porque no se ha explicado bien del todo. Un poco pesado para mi gusto. Podría haberse contado en la mitad y hubiera quedado una historia relativamente adecuada. 

Recomendado para los que les gusten las series de investigación en los que hay demasiados capítulos en los que no pasa absolutamente nada, con un ligero, muy ligero, toque de misterio.