LA MALA HIERBA de AGUSTÍN MARTÍNEZ


¡Buenas tardes! ¿Cómo se presenta el verano? Yo creo que va a ser muy pero que muy caluroso, así que no hay nada mejor que ir a la piscina/playa y aprovechar para leer. ¿No os parece? Hoy vengo con una nueva novela de misterio, espero que os guste.

SINOPSIS

Nada crece sano en esta tierra enferma.
Pero la verdad siempre resurge, como la mala hierba. 

Tras perder su empleo, Jacobo se ve obligado empezar una nueva vida junto a Irene, su esposa, y Miriam, la hija adolescente de ambos, en las afueras de Portocarrero, un pueblo en pleno desierto de Almería donde no crece nada salvo la mala hierba. Jamás pensó que el tiempo que pasan allí podía terminar de forma tan dramática: unos desconocidos irrumpen en su viejo cortijo. Irene es asesinada. Jacobo, herido, cae en coma.

Sin embargo, el infierno no ha hecho más que empezar. Meses después, cuando Jacobo despierta, la Guardia Civil le pone al tanto de los avances en la investigación. Tienen a un culpable. Al responsable que ordenó su asesinato. Y no es otro que su propia hija de catorce años: Miriam.
Con la ayuda de Nora, la singular abogada de Miriam, que cree firmemente en la inocencia de su cliente, Jacobo intentará descubrir qué sucedió realmente esa noche. Pero a medida que avanza la investigación, saldrán a la luz nuevos interrogantes que afectan a la cerrada comunidad de Portocarrero, donde nadie parece inocente.



RESEÑA

Empezamos el veranito con un nuevo misterio, ideal para esas horas muertas tostándose al sol.

Jacobo es uno de los más claros protagonistas. Tenía un estupendo trabajo, un abultado salario y una vida feliz con su maravillosa familia. Nada es para siempre. Es despedido y se ven forzados a vender todas sus posesiones e irse a vivir a un pueblo perdido. Allí empiezan los problemas. Jacobo se ve inmerso en una vida ruin, despreciado por su mujer y su hija, que hacen que no sea capaz de salir del pozo en el que se ha metido. Una noche, unos desalmados entran en su casa y destrozan lo poco que queda de su mundo. Todos los del pueblo creen culpable a su hija, ¿conseguirá demostrar lo contrario o dejará que las historias de sus vecinos y las dudas le arrastren?

Miriam es su hija. Después de aquella fatídica noche, ya nada es igual. Se la cree responsable de todo lo ocurrido y el odio crece como la pólvora por toda la villa. ¿Es culpable de lo que se le acusa?

Nora, su abogada, la única que cree que Miriam es inocente, hará todo lo que se encuentra en su mano para que no sea condenada.

Todos estos personajes se enredan en una impresionante trama para descubrir la verdad. ¿Qué pasó aquella noche? Y lo más importante, ¿por qué? ¿Quién está detrás de todo?

El autor es estupendo describiendo la trama, pero a veces es demasiado profundo y denso con las descripciones. Ha habido ocasiones en las que puede estar media página sin decir absolutamente nada. Es una representación excesiva que en el fondo no aporta nada a la narración más que quedar fastuoso. El tono no es muy fresco ni ligero, es más bien pausado, con muchos detalles de los pensamientos y sentimientos de los personajes. Expresa todos y cada uno de las meditaciones que pasan por sus cabezas. Es muy interesante en mi caso, porque me hace conectar más con su lado más oscuro, pero puede ser un poco denso dependiendo del público.

La historia es muy interesante. Explica los lazos y miedos de los habitantes de los pueblos. Como las envidias e inquinas surgen en todo momento y como la masa humana puede llegar a ser peligrosa cuando se la pone a prueba en ciertas ocasiones.

Recomendado para todos aquellos que les guste indagar en la mente humana, escarbar en sus oscuros secretos, sin miedo a lo que se pueda descubrir…