SILENCIOS INCONFESABLES de HJORTH Y ROSENFELDT

Buenos días, mis muy queridos lectores. Después de unas merecidas vacaciones de Navidad, poco a poco, todos volvemos a la rutina. En mi caso, a leer. Vengo con una novela que leí hace un tiempo pero que no he tenido ocasión de hacer la reseña hasta ahora. Es un nuevo misterio de la famosa serie Bergman. Espero que os guste.

SINOPSIS

Una familia es hallada asesinada en su propia casa. La Unidad de Homicidios de Torkel Hölgrund se hace cargo del caso, una investigación que se complica aún más al descubrir el cadáver del que era el principal sospechoso del crimen.

Pero hay alguien que ha sobrevivido: Nicole, la sobrina de diez años de la pareja, cuyas pisadas llevan al gran bosque que se extiende tras la casa familiar. Sebastian Bergman deberá encontrarla antes de que sea demasiado tarde.



RESEÑA

Recordaros que yo no soy una incondicional de esta serie, ni siquiera me la he leído entera, todo sea dicho de paso. Esta es la 4 parte de una saga que, según los eruditos del cine negro sueco, es una de las mejores en cuanto a misterio se trata. En mi modesta opinión, no la veo tan fascinante como la pintan. El libro anterior tenía todavía algo de chispa, pero éste me ha dejado totalmente helada.

El libro empieza con el asesinato de una familia en un pequeño pueblo de Suecia. Los padres y los dos hijos pequeños son brutalmente asesinados con una escopeta y, ante la falta de pistas, avisan al grupo de nuestro gran amigo Torkel Hölgrund. 

Torkel Hölgrund vive atormentado por la duda y los hechos acaecidos en el libro anterior (tranquilos, no voy a rebelar nada), por lo que el grupo vaga sin rumbo, sin líder, dejándose llevar por los acontecimientos, sin saber a ciencia cierta como llevar la investigación. El ritmo al principio es rápido, en apenas unas páginas ha desarrollado el asesinato y la investigación, pero a raíz de eso, todo empieza a caer cuesta abajo. En lugar de centrarse en nuevas pistas y hallazgos, pasa a relatar de manera muy pesada y monótona las vidas y mentalidades de los protagonistas (que ya había desarrollado en libros anteriores). Cada uno tiene sus propios problemas y miedos y no sabe como enfrentarse a ellos ni resolverlos, lo cual crea un caos que no hace más que ralentizar el libro y monopolizarlo. El crimen pasa a un segundo plano y deja de ser lo imprescindible, lo cual en mi opinión es un error.

Sebastian Bergman apenas tiene protagonismo y se pasa el libro torturado por su pasado, como ya pasaba en el libro anterior. No hay una evolución ni una historia de superación. 

Si no fuera porque el asesino sale varias veces a lo largo del libro intentando solucionar los fallos que ha cometido en el primer crimen, el libro no parecería de misterio.

En definitiva, parece más un guion de una serie de televisión que un libro, le ha faltado la chispa del thriller. Eso sí, el vocabulario y la manera de relatar son de un gusto exquisito. Los paisajes y pueblecillos de Suecia se describen con lujo de detalle y están integrados en la historia con gran maestría.

Recomendado para los incondicionales de esta serie, seguro que seguirá siendo de su agrado.