sábado, 16 de julio de 2016

EL CASO DE LA GALLINA PONEDORA de ROSA GRAU


Buenos días, mis muy queridos lectores. Hoy vengo con otra nueva reseña. Esta es de un libro El caso de la gallina ponedora, de Rosa Grau.

SINOPSIS

La vida de Willi se ve seriamente alterada en el momento en que pierde lo que nadie debería perder jamás: su cuerpo.
Todo empezó en el momento en que acepta la herencia de una granja en Hampshire. Una puerta que no debería haber abierto jamás, puesto que ahora es, sin lugar a dudas, un fantasma errante.
Más loca que cuerda, hará lo que haga falta para volver a ser ella misma. Con la única ayuda de un enigmático espíritu de la justicia y de un inquietante desconocido se verá inmersa en una carrera contra reloj hasta dar con los responsables de su “casi” defunción. La pregunta es: ¿lo conseguirán?
Se llama Wilhelmina Josefina Frances Nelson. Pero todo el mundo la llama Willi Nelson. Es diferente, es audaz, es incorpórea, y te invita a que la acompañes durante esta dura y divertida prueba.



RESEÑA

Bueno, bueno. Hace un tiempo leí sobre esta novela y me moría por leerla.

Willi es nuestra protagonista. Tiene aspecto de china, aunque no lo es. Es una mujer con muy poca personalidad y muy formal, excesivamente formal. Hay veces que llega a ser un poco anodina, si no es porque le pasa de todo. Jejeje. En un principio, puede parecer que no tiene carácter, pero a medida que se va viendo envuelta en problemas, no sé si es cabezonería o carácter, pero la tía le echa un par de… para intentar salir airosa de todo ese embrollo.

Tiene una vida estable y muy normal, hasta que su querida hermana pequeña le roba el novio y se casa con él. Por si esto no fuera suficiente, pierde su trabajo. Cuando parece que está todo perdido, recibe una inesperada herencia y tiene que mudarse a la campiña inglesa para ser granjera. Cuando todo parece irle sobre ruedas, aparecen sus misteriosos primos y… ¡zas! Willi se convierte en un fantasma. ¿Qué ha ocurrido? ¿Podrá volver a recuperar su cuerpo?

La historia en sí está contada desde el punto de vista de Willi. Poco a poco van surgiendo interesantes y divertidos secundarios, pero la que corta el bacalao es ella. La trama en sí es ligera y rápida, la narrativa es muy agradable y hay muy poco metraje que pueda decirse que sobre (es que ya sabéis que a mí me gusta ir al grano, jejeje). La expresiva a mí me recuerda mucho a las escritoras inglesas, ya que Willi cuenta con ese humor ácido y serio característico de ellas. He echado de menos un poco más de misterio en el libro, ya que este es básicamente el que aparece al principio (tranquilos, no voy a deciros cual es).

Recomendado para todos aquellos que no sean de risa fácil y que, como yo, adoren a las escritoras británicas y ese estilo suyo tan encantador.